Reseña: ListaNegra, de PelosDePunta

PelosdePunta saca la lista de autores de su último tomo y es para enmarcar. Muchas caras conocidas y varias nuevas que dan gusto de conocer. ListaNegra es uno de los últimos libros de la colección y deja el listón muy alto para el que vendrá. Juegos precisos, sutilezas que enseñan y terrores que enamoran.
Sandra Gasparini prologa esta antología con un toque educativo, aunque, pensándolo bien, más que educativo es una cátedra.
La primera lista arranca con un asesino que muestra que su trabajo va desde el placer hasta los pedidos que le llegan de gente que no conoce, ni a él. Una escritura fluida y simple, sin recovecos que puedan llegar a sacar al lector del párrafo, de la mano de Juan Carrá en «El cuarto lugar». Sergio Fitte plantea un juego complicado. Una lista de tres mujeres («Lorena. Lucía. Mi hermana») y un protagonista que quiere llegar a ellas para hacerles lo que estuvo planeando. Fitte, igual que Carrá, maneja con naturalidad oraciones cotidianas que sirven para zambullirnos en el cuento, siempre atento al día a día.
«Tronador» es una historia que no zambulle, ahoga. Los diálogos, ante todo creíbles, hacen que el suspenso se clave en los poros y juegue con los lectores del mismo modo que Hugo Ramos Gambier juega con el terror personificado en monstruo, en las ciudades que recorremos seguido, como el texto de Victoria Mora, que habla desde el argentinismo mismo y eso es de un valor estético y natural impresionante. «Un peso muerto» toca una herida todavía abierta en nuestra historia como país dejando un gusto agrio en la ficción. Victoria toca el tema pero no se abusa a pesar de que la ListaNegra está presente constantemente.
El inicio de «El 4TO B» juega con el lector de una manera muy sutil y ordenada. María Correa Luna es una gran escritora de novelas románticas y sabe manejar los tiempos de la historia a la perfección. Ante este desafío supo entrar al género y en cada oración susurrar cosas horribles sin que seas capaz de darte cuenta hasta cuando sea demasiado tarde.
Es un placer leer fantasía en uno de los tomos de PelosdePunta. Gustavo Courault toca temas ocultos y nos conduce por una historia donde un aprendiz juega el papel de varios maestros. Magia, alquimia y órdenes secretas con muy buenas letras en «La secreta orden del nudo infinito».
Entramos a la etapa final del libro con Fernando Pedernera y «Como si durmiera», un cuento que golpea al lector con un inicio que aprisionador. Párrafos interminables, sensación de ahogo, espera insoportable de un punto y aparte para digerir lo que sigue y una narrativa para destacar son estrategias de un cuento excelente. Valentina Vidal en «El purificador», aplica también estrategias novedosas capaces de salir del texto. Juega con la locura de los personajes y entra en la temática de la antología demasiado bien, metiendo lo nacional con mucho cuidado y… y mejor dejo de escribir, me están temblando las manos.
«Los desahuciados» es suspense al cien por ciento. Fabiana Duarte logra mantenernos al filo de cada palabra, dosificando las porciones de terror con precisión, como en las muertes de «Reloj de arena» que se vuelven moneda corriente. Una seguidilla de sueños pone al personaje en la lista de las víctimas, ahí se ve el poder de Marcos Tabossi, demostrando hasta qué punto puede hacer evolucionar al protagonista.
En «Torturadores» se usa el intercambio con el lector, que ya había sido abierto por Vidal y Pedernera, en su máximo exponente. Metiéndolo en la historia como un recurso más y dando vida a voces que generalmente se mantienen acalladas, y funciona. Madre mía si funciona. La historia de Mauro Insaurralde Micelli es de las más fuerte.
Matías Aldaz nos abre las puertas a la «Sala de máquinas». Usa los diálogos sabiendo que son su fuerte. Una historia con un muy buen comienzo, cortada por los saltos temporales fluidos y un final que dejará a más de uno simplemente maquinando.
El broche de oro es para Alejandra Decurgez. «I due Foscari» es uno de los mejores cuentos de la antología. Si bien el tomo es conciso y mantiene el tono alto que dejó el prólogo de Gasparini cuando preguntó quiénes están en una lista negra y qué implica eso, Foscari es un personaje creíble y un hambre de locura imparable que absorberá a los lectores a medida que lo vayan conociendo. Alejandra direcciona cada oración. Disfruten de la especialidad de la casa.
ListaNegra cierra tan bien como abrió y a pesar de las pesadillas que pueda provocar, lo único que pedirán los lectores será no estar en ninguna lista nunca más.

www.pelosdepunta.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario