Reseña: Soy mago,de Leo Batic

Sinopsis

«Yo era mago.
Y era patético. Al menos hasta el día en que morí.
Pero no nos adelantemos.
Dicen que en el último instante uno ve proyectada toda su vida.
El recuerdo que viene a mi cabeza antes que ninguno tiene que ver con la magia, obvio».

Nico sufre un accidente que cambia su vida por completo. El accidente no solo le ha costado una pierna sino que ha alterado su percepción de la realidad. La Magia, pero no la de los shows de ilusionistas o la de las fiestas infantiles, sino aquella que maneja las energías del universo ha entrado en su vida. A medida que Nico se va transformando en el mago John Tesla vemos cómo extrañas situaciones se suceden: un detective lo acecha, el pasado no es como lo recuerda y su vida corre peligro. Y mientras sus poderes aumentan, él tiene que tomar decisiones para conservar sus dones, descubrir su verdadera identidad y salvar a pecadores e inocentes.




Un mago que luego de llegar a lo más alto de su carrera termina animando fiestas infantiles y en una de ellas hace aparecer un conejo de la galera —nunca mejor dicho—, un conejo que él no había preparado ni existía. A partir de ahí su vida cambia, revelándole su verdadero camino y las trabas que lo empujan en esos pasos. Nico, el protagonista, pasa por varios problemas y desencadenes para evolucionar en la historia, un personaje que desde la página uno vive cada cosa que le pasa y que puedo asegurar que se siente como una persona de verdad.

Soy mago es una novela deshilachada. Imaginen una cuerda trenzada, esas que usan los barcos para el amarre. Así comienza y se mantiene hasta pasada la mitad del libro. Poco a poco, el protagonista camina por las calles de sí mismo, volviendo a recordar los detalles que lo llevaron a su presente trágico… a un presente significativo. Esas pequeñas cuerdas sin sentido se van uniendo al pasar cada carilla para dejar al lector con la boca abierta.

Cada huella que deja el autor en sus páginas te va llevando a un desenlace… iluminado, por así decirlo. Por medio de capítulos cortos, esos que te hacen tener ganas de leer otro, y otro, y otro, te vas alimentando de ese mundo. Otro punto a favor son los personajes secundarios, que acompañan a Nico sin opacarlo, pero siempre dándole el pie para que nos vuelva a sorprender. Hacía rato que no me sumergía tanto en una lectura, es más, cuando compré Soy mago dudé, porque sabía que él escribía para público infantojuvenil; pero, no podía estar más equivocado, este libro es para todo público y estoy seguro de que le puede servir a mucha más gente de lo que se piensa, y no usé la palabra servir porque se me cruzó, es porque conmigo lo hizo.

Leo te lleva capítulo a capítulo por personajes creíbles, en un ida y vuelta muy bien armado. Otro punto a favor es que los temas que toca quedan entre la realidad y la ficción, cada uno debe sacar sus propias conclusiones sobre la veracidad de lo que nos cuenta, entre estas cosas que comento está como punto central la muerte, o lo que ella deja luego de hacer su trabajo —¿disfrutará su trabajo?. Espíritus, maestros y un espectáculo digno de una escena de película marcan el broche de oro, pero no puedo comentar más. Como dato de color puedo comentar que este fue el primer libro que me hizo lagrimear y yo que pensé que eso nunca me pasaría.


No soy de comentar la portada porque me parece una boludez hablar de eso en una reseña literaria; pero, esta está hecha por el autor. Por si no saben, es un ilustrador espectacular y ha trabajado para muchos lugares importantes. Al final de la reseña voy a dejar algunos links para que lo conozcan un poco más.

Recomiendo totalmente SOY MAGO y mucho más que lean a Leo Batic.
Si quieren leer otros libros de él les sugiero esta historia fantástica, entre todos los libros que escribió es de las sagas más conocidas.



 Conociendo al autor: Leo Batic y Pensando con el Dragón Azul

No hay comentarios:

Publicar un comentario