Reseña: "La última ronda" de Antonio Sánchez Vázquez

Reseña: La última ronda
 

Sinopsis
El turno de noche es el más sencillo. Con el centro comercial vacío, la misión del vigilante de seguridad consiste en echar un vistazo a las cámaras de vez en cuando y hacer una ronda cada dos horas. A Curro le parece un trabajo sencillo, aunque se siente nervioso porque es la primera vez que trabaja como guardia jurado y quiere hacerlo bien. Su estado de nerviosismo crecerá en cuanto su jefe se marche y le deje a solas en el edificio. Pero en realidad no está solo, algo se esconde entre la oscuridad de los pasillos y los laberintos de estanterías. Lo que en un principio se le antoja un intruso de carne y hueso, se manifiesta poco a poco como una presencia hostil que le hace ver que el intruso es él. Curro comprende que los sucesos acontecidos en aquel lugar, hace una década, no fueron fortuitos, y que su llegada ha marcado el inicio de un nuevo ciclo: el espíritu que habita en el centro comercial ha regresado, y quizás todo el valor y el ingenio de Curro no sean suficientes para salir de allí con vida.


Antonio Sánchez Vázquez nos trae su tercera novela, una historia llena de suspenso realista, donde la veracidad te estremece y terminás cada ronda literaria mordiéndote las uñas.

Curro, el protagonista, consigue un trabajo de guardia de seguridad en el turno noche de un centro comercial. A partir de esa idea ya se siente venir el miedo ¿no? Antes de poder leer el libro pude encontrarme con la sinopsis y me cautivó, quería ver como Antonio manejaba a los espíritus, estos entes que tanta gente maniobró con sus letras y muchas veces aburrieron; pero, acá encontré lo que buscaba, una buena historia de fantasmas.

El libro está dividido en rondas y ellas en horarios, así que vas viviendo esa noche tan particular que debe vivir Curro. Antonio acomoda cada una de las herramientas que va a usar en el primer tercio y después uno se entera que todo lo que hizo no fue sin querer, ahí se nota el tamaño del escritor que uno tiene enfrente (o al otro lado del océano). Como todo centro comercial, las plantas del edificio son temáticas y en una historia de terror eso ayuda mucho. Más cuando hay maniquíes, elementos de cocina, armas o simplemente cámaras donde un guardia como el protagonista puede sacarse las dudas, esas dudas que tienen ojos en la oscuridad o risas malignas en algunos pasillos.

Hoy en día es difícil asustar a los lectores y esta historia está muy bien armada y mejor contada. Te atrapa y a mí, en particular, me ponía nervioso con algunas cosas se describen.

La parte que más me gustó es cuando todo ya está planteado y Curro debe hacer la famosa Última ronda. Entretenimiento garantizado y ansiedad en cada final de página.

Recomiendo la historia y al autor. Aprovechen que Papá Noel está por venir. Con este libro quedarán muy bien, más si tienen algún conocido que trabaje de vigilante o una suegra que le gusta gastar plata en el centro comercial.

«Es inútil esconderse cuando la Muerte te pisa los talones»


Espero que les haya gustado la reseña. Acá les dejo el enlace para encontrarse con el libro y con el autor.


Antonio Sánchez Vázquez


No hay comentarios:

Publicar un comentario