Reseña a "Dissident Tales – La antología"

Dissident Tales – La antología


•Dissident Tales cumplió un año y se eligieron los mejores relatos de esos doce meses. A continuación podrán leer mis comentarios con respecto a las historias del libro, un punto de vista totalmente propio, lejos de una crítica literaria… solo una reseña. Espero que lo disfruten del libro, o como le digo yo: una reunión familiar.

Rafael Lindem – El amor de las piedras.
Rafa, te felicito. Al principio del cuento me sonó a que iba a ser muy pedante, hablando de cositas lindas y varias más, pero después, después me tapó la boca… ¡Qué buen cuento! No dejen de leerlo, se van a enamorar. No encontré otro mejor para arrancar el libro.

Roberto Malo – Oscuridad.
Malo nos deja un poema, o un cuento en estrofas que habla del título en cuestión. Ni muy muy, ni tan tan, pero con el sello de Roberto: buenas letras. Este texto forma parte del libro recién editado “La sonrisa del León”, que aprovecho para recomendárselos.

Tony Jiménez – Los hombres que engañaron al Diablo. 
El primer relato inédito de la antología que tiene muchos guiños a la serie: Sobrenatural (Supernatural). La leyenda del cruce de caminos se hace visible en los párrafos para narrar su propio pedido… ¿Qué pasará con el Diablo? ¿Podrán engañarlo? Un muy buen cuento que me hizo recordar mucho a Sam y Dean.

Javi Martos – Lluvia de estrellas. 
Javi está enmarcado en el terror de todos los colores y tamaños, en este relato cambia de rumbo y vira hacia el universo. Las estrellas, unos meteoritos que traen con ellos algo más dañino. Martos no regala el detalle y cuidado trazo de cada letra (firma asegurada en sus libros) para involucrarnos en la invasión. Una historia rozando lo cinéfilo en sus diálogos.

Beatriz T. Sánchez – La tormenta.
Otro relato inédito pero de menor extensión, texto fluido que se lee de golpe y con una historia algo predecible pero con un final coherente. La tercer historia que leo de Beatriz y quiero seguir haciéndolo. Cada detalle marca su impronta.

Carlos Rodón – Shushi. 
Shushi, ¡qué chica rara! El relato de Carlos, es literatura “compuesta” como lo llamo yo, compuesta por los pensamientos más ajenos, sumados a lo que nunca se escribe y batido sobre lo que nos gustaría leer. Realismo sucio, realidad alternativa o como sea, este relato tiene de todo y no puedo adelantar nada para que sea fresco como ella… como Shushi.

Ana Cristina Salazar – 36 Bastardos.
Ana, Ana, Ana, ya te lo dije por privado y la nobleza me obliga, lo digo acá también: ¡qué relato más cachondo! Sí, así como se lee. Esta chica escribe con un detalle sexual que incomoda si estás leyendo frente a alguien o si estás solo, da igual, la cabeza te explota con sus cuentos y este es uno de los mejores que he leído. Muy buen relato, con sangre y sexo por igual.

Daniel Gutiérrez – El hombre muerto. 
Un placer leer algo inédito de “Guti”. El protagonista ve morir a un hombre, luego lo vuelve a ver, y una vez más, y otra, y otras hasta que… no se diga más, es un texto cortito y se puede leer en un vistazo. Vamos, que nadie te corre.

Esteban Dilo – Justicia novel.
Mi relato, no soy de reseñarme, solo les digo que cuando un concurso no sale como me parece muchas veces pienso en esto. Bueno, no tan así pero vamos… ¿a quién no le pasó?

Sergio G. Guindero –Transferencia. 
Sergio me sorprendió. Una historia muy bien contada con una trama bien llevada, que te da ganas de seguir leyendo y atar los cabos que el autor nos deja en nuestras manos. Un muy lindo relato.

Emilio J. Bernal – Vuelve a casa por Navidad.
Relato navideño donde un Papá Noel se pasa de copas y termina pasado, pero no de alcohol. Con este relato en mis estantes cerebrales voy a mirar dos veces los adornos de las calles.

Mimi Alonso – De carteles y cenas navideñas.
Otro relato que dice “jo, jo, jo”. Personas en situación de calle que encuentran la forma de pasar esa noche buena acompañados de alguien que está entre la misma soledad que ellos. ¿Qué pasará con él?

Sergio Fernández – Tú me has matado.
Max, un loco que no estaba loco; pero, rozaba ese resquicio de cordura. Sergio nos brinda un relato entretenido donde la repetición de la incertidumbre del personaje hace que nos sintamos asfixiados. Un buen final para un buen cuento corto.

Toño Diez – La fe.
La fe es un conjunto de pensamientos y poesía que Toño usó para darle vida al misticismo de su historia, fugaz pero atractiva.

Victor Cifu – La huida.
Este microcuento marca el disparo de largada para una carrera que se hará con ganas. Atentos al giro final.

Chabi Angulo – Tambores.
Chabi me sorprende en este relato corto que tiene una prosa muy cuidada. El manejo de las ciudades y paisajes es su punto fuerte y en estas letras lo hace notar muy bien.

Fran Chaparro – Consejos de amigo.
Una charla con una persona muy conocida por el personaje lo lleva a la locura, o la realidad de su final. Me gustó.

Montiel de Arnáiz – Sherlock the Vampire
A esta altura siento que el autor ama a los vampiros y que bien hace con ese sentimiento. Una trama que Holmes adoraría como un buen vaso de sangre fresca.


Se puede descargar gratis acá:

2 comentarios:

  1. Tu reseña invita a leer esta antología, Esteban, me alegra ver que te rodeás de tanta gente que comparte tu afición.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parte de esa gente sos vos, Raúl. ¡Y qué gente! :D
      Un placer que te pases por acá, ¡¡¡te mando un abrazo grande!!!

      Eliminar